Las investigaciones más recientes sobre Esquizofrenia.

Cada año se producen nuevas investigaciones sobre la esquizofrenia. Aunque la esquizofrenia aún no se comprende por completo, nuevas investigaciones han logrado identificar algunas intervenciones potencialmente benéficas y algunas posibles causas de la esquizofrenia.

Investigación sobre prevención e Intervención Temprana

Un nuevo estudio encontró que tomar un suplemento de aceite de pescado antes de que aparezca cualquier síntoma de esquizofrenia en realidad puede ayudar a prevenir el desarrollo de la psicosis. Los investigadores probaron la eficacia del consumo a largo plazo de ácidos grasos Omega-3 para la prevención de los trastornos psicóticos.

Los resultados muestran que tomar Omega-3 no sólo reduce el riesgo de desarrollar trastornos psicóticos, sino que también puede ser una estrategia viable de prevención en niños con una predisposición a estados psicóticos. Los ácidos grasos omega-3 se han vuelto populares en la sociedad pues ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y el cáncer. Comúnmente llamado “aceite de pescado”, el Omega 3 puede comprarse en supermercados y farmacias.

Los ácidos grasos omega-3 y la posible prevención de la psicosis

En un estudio aleatorio de riesgo en adultos jóvenes, una investigación europea demostró que el consumo de los ácidos grasos Omega 3 (que se encuentran en el aceite de pescado) disminuyo la cantidad de adultos jóvenes que desarrollaron psicosis.

El efecto fue convincente, pero el número total de sujetos fue de sólo 81, por lo que el prometedor estudio debe repetirse con una muestra mayor. A pesar de esta limitación de la muestra, esta es una pieza contundente en la literatura de prevención, aunque aún queda mucho por comprender acerca de las dosis y efectos. En este momento, el director médico de NAMI aconseja que los adolescentes y adultos jóvenes que presenten los primeros síntomas de psicosis tomen ácidos grasos omega 3, ya que parecen ser pocos los riesgos de esta estrategia, comparados con el beneficio potencial. El estudio se puede encontrar en la edición de Febrero 2010 de la revista Archives of General Psychiatry.

El Proyecto RAISE

La recuperación después del episodio inicial de la esquizofrenia (RAISE) es una iniciativa de investigación iniciada por el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) en 2009 para explorar los beneficios del tratamiento temprano y agresivo para la reducción de los síntomas de la esquizofrenia. Investigaciones anteriores han demostrado que desarrollar un tratamiento agresivo durante las primeras etapas de la psicosis ha probado ser más beneficioso puesto que en estos momentos los síntomas responden mejor al tratamiento. Al abordar la enfermedad de forma temprana y diseñar un programa personalizado, los individuos pueden tener más éxito en la aceptación y el apego al tratamiento, mejorando en consecuencia sus habilidades de funcionamiento social en la vida.

La investigación sobre las causas de la esquizofrenia

La marihuana como disparador en ciertas personas

Hay dos grandes áreas de la causalidad de la esquizofrenia: la genética y la ambiental. Uno de estos factores ambientales que se ha estudiado en los últimos tiempos es el efecto que fumar marihuana tiene en el aumento del riesgo de experimentar síntomas psicóticos.

Las causas ambientales actúan mediante la detonación de genes específicos, provocando un efecto de «encender o apagar.» Según un estudio publicado en marzo de 2011 por el doctor Jim Van Os, los investigadores encontraron que fumar marihuana no sólo aumentó el riesgo de incidentes psicóticos, sino que incrementó el riesgo de que estas experiencias psicóticas se repitan. Resultados adicionales indicaron que el fumar marihuana es un factor causal en la aparición de la esquizofrenia más que una forma de automedicación.

Un estudio publicado en febrero de 2011, corroboró esta evidencia, comprobando que el consumo de marihuana llevó a una aparición más temprana de la esquizofrenia y casi siempre precedió a la manifestación de la enfermedad. La opinión de que el fumar marihuana es una de las causas de la esquizofrenia y no una consecuencia de la misma es confirmada por otro estudio, también publicado en febrero pasado, que encontró que ciertas variaciones genéticas incrementaron los efectos que la marihuana tiene como detonador de una psicosis. Esta literatura está fortaleciendo la evidencia de los riesgos que plantea el consumo de la marihuana para el desarrollo de la esquizofrenia.

Genética

Los genes y el riesgo

A diferencia de algunas otras condiciones, la esquizofrenia no es causada por una sola variación genética, sino que más bien es una compleja interacción de muchas influencias genéticas y ambientales. La investigación continúa para encontrar otras mutaciones genéticas que puedan ser posibles causas, aunque esto se ha confirmado en muestras pequeñas. Por ejemplo, una diferencia genética recientemente identificada parece aumentar la probabilidad de contraer esquizofrenia en 14 veces. Sin embargo, esta variación genética aparece sólo en un uno por ciento de los pacientes. Este estudio representa una tendencia a entender con más detalle algunas vulnerabilidades genéticas, pero aún no representa más que un pequeño porcentaje del total de los factores genéticos a analizar. Cada estudio en esta área de riesgo genético representa un avance, pero aun existe un largo camino por recorrer.

Educación de la Familia

Se demuestra la eficacia del programa educativo “De Familia a Familia” de NAMI

La Dra. Lisa Dixon y sus colegas de la Universidad de Maryland evaluaron el programa “De Familia a Familia” de NAMI. Se diseñó un estudio aleatorio controlado para evaluar el impacto en familias que tomaron el curso, y de manera aleatoria asignaron otro grupo que debía esperar para tomarlo después. Las personas que tomaron el curso reportaron haber adquirido conocimientos valiosos, mostraron mayor poder de decisión y mejores estrategias para sobrellevar su realidad que los miembros del otro grupo. Este es un estudio pionero en demostrar la efectividad de la intervención de la educación a nivel familiar. Es un estudio que permite que la abogacía sobre este popular programa sea aún más fácil, ya que ahora se cuenta con una base de datos validada científicamente.

Tratamiento

Un medicamento antipsicótico nuevo llamado lurasidone fue aprobado por los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA) en febrero de 2011 y se distribuye bajo la marca Latuda. El Lurasidone ha demostrado ser eficaz en los síntomas positivos y negativos, y posiblemente también, en el tratamiento del déficit cognitivo y de la memoria. Crear medicamentos nuevos y más eficaces será siempre necesario.

Se está evolucionando hacia medicamentos que serán efectivos tanto en los síntomas positivos como en los negativos, y también en el tratamiento del deficit cognitivo y déficit de memoria. Tomar medicamento no es, y no debe ser la única manera de tratar una enfermedad mental grave como la esquizofrenia. La educación y el apoyo social son también cruciales para la recuperación. Sin embargo, el apoyo no sólo es crucial para la persona que vive con la esquizofrenia; la familia y los seres queridos de esta persona a veces necesitan apoyo.

El estudio antes mencionado acerca de la efectividad del programa “De Familia a Familia” mostro que, al concluir las 12 semanas del curso, los participantes demostraron un mayor sentimiento de empatía ante el ser querido enfermo, disminuyeron sus preocupaciones acerca del miembro de la familia que vive con la enfermedad y se fortalecieron en el cuidado de sí mismos.

En un seguimiento realizado seis meses después, se confirmó que esos beneficios permanecían aún, confirmando las bondades a largo plazo de participar en un programa de educación y apoyo como éste.

Fuente: NAMI. http://www.nami.org/Template.cfm?Section=Schizophrenia9&Template=/ContentManagement/C ontentDisplay.cfm&ContentID=117962

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *