El entrenamiento cognitivo mejora la activación cerebral en la esquizofrenia

Mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren enfermedades neuropsiquiátricas como la esquizofrenia. Este es el objetivo que han alcanzado investigadores de la Universidad de California (EE UU), que por primera vez han descubierto cómo un tipo específico de entrenamiento cognitivo provoca significativas mejoras neuronales y conductuales en estos individuos.

La esquizofrenia se caracteriza por alteraciones en la percepción o la expresión de la realidad. «Los pacientes con esquizofrenia, un síndrome asociado con alucinaciones y delirios, así como con importantes déficits sociales y cognitivos, luchan por ser capaces de separar el mundo interior de la realidad exterior», afirma Sophia Vinogradov, científica de la Universidad de California en San Francisco y autora principal del estudio.

Además, los medicamentos actuales para la esquizofrenia no mejoran los déficits cognitivos, a pesar de ser fármacos que reducen los síntomas clínicos de la esquizofrenia. “Tampoco la psicoterapia convencional ha demostrado tener éxito, por lo que hay una urgente necesidad de nuevas estrategias terapéuticas», sostiene la investigadora. «Hay una urgente necesidad de nuevas estrategias terapéuticas»

Así, este nuevo trabajo publicado en la revista Neuron muestra que 16 semanas de entrenamiento intensivo (con procesos auditivos, verbales, visuales y cognitivos) provocan un mejor funcionamiento social varios meses más tarde y pueden tener implicaciones de largo alcance en la mejora de la calidad de vida de los pacientes que sufren enfermedades neuropsiquiátricas. «Con el fin de mejorar las funciones cognitivas complejas en las enfermedades neuropsiquiátricas, debemos centrarnos inicialmente en las deficiencias en los procesos de bajo nivel de percepción, así como en la memoria de trabajo y los procesos cognitivos sociales», explica Srikantan Nagarajan, otro de los autores.

«Nuestro estudio es el primero en demostrar que el entrenamiento cognitivo intensivo puede producir asociaciones del comportamiento del cerebro más ‘normales’ en los pacientes con esquizofrenia que, a su vez, predicen un mejor funcionamiento social meses más tarde» expone Vinogradov. «Estos hallazgos plantean la posibilidad de que las alteraciones neuronales en la esquizofrenia – y en otras enfermedades neuropsiquiátricas- no son fijas, sino que pueden ser susceptibles de intervenciones bien diseñadas cuyo objetivo sea la restauración del funcionamiento del sistema nervioso», subraya.

Un mejor funcionamiento social

En comparación con las evaluaciones previas al entrenamiento, los pacientes con esquizofrenia que recibieron 80 horas de entrenamiento computarizado (durante más de 16 semanas) mostraron mejoras en su capacidad para realizar tareas complejas, asociadas con una mayor activación de la corteza prefrontal medial (mPFC) – una región del cerebro relacionada con los procesos de control de la realidad-. «Encontramos que el nivel de activación de mPFC también está relacionado con un mejor funcionamiento social seis meses después del entrenamiento,» apunta Karuna Subramaniam, quien dirigió el estudio y analizó los datos.

Sin embargo, los pacientes en el grupo de control – que no recibieron entrenamiento cognitivo, sino que jugaron con viodeojuegos durante el mismo tiempo- no mostraron ninguna mejora.

“Esto demuestra que las mejoras neuronales y de comportamiento fueron específicos para el grupo de entrenamiento informatizado del paciente», concluye Subramaniam.

Referencia bibliográfica:

Subramaniam et al.: “Computerized cognitive training restores neural activity within the reality monitoring network in schizophrenia.” DOI Number is 10.1016/j.neuron.2011.12.024 Fuente: SINC

Publicado en Uncategorized.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *